Marina

Llevaba tiempo detrás de esta bonita obra de Carlos Ruiz Zafón, la última de sus novelas (mal) considerada para un público juvenil. Escrita en 1999, fue la predecesora de la mágica La Sombra dmarinael Viento (2001) y, claro, con un título tan dulce y las buenas críticas llegadas a mis oídos, era de lectura obligatoria.

Aunque ya sabía que me gustaría, porque Zafón nunca me defrauda, tengo que reconocer que me ha sorprendido bastante, ya que esperaba una lectura más trivial por estar catalogada como juvenil. Pero no. Por ello es que creo que de juvenil nada: grave error.

¡A los adultos nos encantan estas historias!

Oscar Drai es un joven que decide volver a Barcelona para hacer frente a una historia de amor pasada que nunca dejó de atormentarle. Nos situamos en 1979, aunque su protagonista cuenta la aventura quince años después. La historia transcurre en los meses que van de septiembre hasta mayo. Óscar es un joven curioso que vive en un internado de la vieja Barcelona, en sus horas libres suele salir a pasear y observar las oscuras calles y los callejones menos transitados de la ciudad. En uno de esos paseos rutinarios, descubre un viejo caserón abandonado en el barrio de Sarriá, donde conocerá a Marina y a su padre, a quienes en seguida aprende a querer y a considerar su familia.

Es precisamente Marina quien le adentra en la historia que puede costarle la vida. En una extraña visita al cementerio, le muestra a una misteriosa mujer vestida de negro que deposita una rosa en una tumba sin nombre el primer domingo de cada mes. Y deciden investigar. Aquí aparecen otros personajes más oscuros y siniestros que llegan incluso a inspirar el terror, aunque no dejan de representar una historia de amor y miedos más allá incluso de la propia vida.

Es precisamente al final de la novela cuando se introducen unas migajas de fantasía con las que no llego a estar de acuerdo (me considero poco partidaria de la ciencia ficción), quizás ése sea el motivo que catalogue la obra como dirigida a un público juvenil.

En cualquier caso, merece la pena leerla, es muy cortita (286 hojas) y engancha desde la primera línea. Se me antoja una buena excusa para conocer la escritura de Zafón, que a mí personalmente me apasiona (si es que aún no la conoces) para después continuar con La Sombra del Viento, su obra cumbre.

El final te deja ese nudito en la garganta de las emociones removidas y la sensación de haber conocido a Marina en cualquier otra mujer.

Valoración: 7/10
Anuncios

2 pensamientos en “Marina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s