Lolita

lolita

“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo-li-ta.

Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, cuando estaba derecha, con su metro cuarenta y ocho de estatura, sobre un pie enfundado en un calcetín. Era Lola cuando llevaba puestos los pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. pero en mis brazos fue siempre Lolita”.

 

Aquí tenemos a “Lolita”, la que ha sido mi compañera durante las Navidades y de la que tengo que decir que, pese al escabroso y complicado tema tratado, me ha dejado muy buen sabor de boca.

La historia está contextualizada en los años en los que fue escrita, los 50: Lolita es una niña caprichosa de doce años, bastante malcriada y consentida que vive con su madre, la viuda Charlotte Haze, en Estados Unidos. Cuando apenas tiene doce años, aparece en sus vidas el profesor Humbert Humbert; un francés llegado de la vieja Europa tras su divorcio.

Humbert es un cuarentón con una distorsionada y repugnante visión de la realidad desde la infancia: vive obsesionado con las niñas apenas preadolescentes desde que perdió a su primer amor, Annabel, repentinamente y para siempre. Tenía doce años. (Casualmente, los mismos que Lolita).

“Nínfulas” es el término que Humbert emplea para referirse a estas niñas por las que se siente perdidamente atraído. Pero esta simple atracción, nunca llevada más lejos, se convierte en algo mucho más fuerte cuando conoce a la pequeña Lo.

Inmediatamente, surge la necesidad de pasar con ella todo el tiempo, hace lo posible por conseguir ser inquilino de una de las habitaciones de la casa de la señora Haze. Y, con el tiempo, consigue contraer matrimonio con ella, con el único objetivo de permanecer siempre cerca de Lolita.

Lolita es muy consciente de la atracción que el profesor siente por ella y se aprovecha de la situación, se divierte con él, saca partido de esa debilidad y, cuando, por desgracia, su madre muere accidentalmente y es Humbert quien debe hacerse cargo de ella, Lolita inicia un juego complicado de seducción al que el profesor no sabe negarse: ella siempre se sale con la suya.

Aquí empieza una aventura, viviendo de motel en motel por todo Estados Unidos, en la que el autor, Vladimir Nabokov, sabe atrapar muy bien al lector hasta un final inesperado que, por supuesto, no pienso contar.

Lolita es una novela que ha levantado polémicas desde antes de su publicación, el autor comenta en las últimas páginas que ninguna editorial quería hacerse cargo de ella. Hablamos de unos años difíciles y de un tema aún más complicado. El libro trata muy de cerca la sexualidad y la atracción hacia las niñas, un asunto tabú y peliguado, especialmente a mediados del siglo pasado.

De hecho, la primera edición, que fue publicada en París en 1955, en la versión original inglesa, fue prohibida en Francia e Inglaterra y no pudo ser publicada en Estados Unidos hasta tres años más tarde.

¿Mi opinión? Es un libro que no debe faltar en ninguna biblioteca.

Valoración: 8/10
Anuncios

2 pensamientos en “Lolita

  1. Andy.

    Si te gustó Lolita tienes que leer ‘Ada o el ardor’, es una novela del mismo escritor, con una temática similar. ‘Ada o el ardor’ es más extensa y un poco más completa.
    Me gusta mucho tu blog. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s